jueves, 14 de marzo de 2013

Modernidad y premodernidad, por Juan José Tamayo



En el Vaticano conviven hoy dos tendencias no fácilmente armonizables: la espectacular representación de la dimisión y despedida del Papa, y el funcionamiento premoderno de la institución eclesiástica. Es lo que llamaría el filósofo de la esperanza Ernst Bloch la «no contemporaneidad». Lo estamos viendo y viviendo estos días, y lo seguiremos comprobando hasta que se produzca la elección del nuevo Papa.

Clic aquí para leer el artículo completo

No hay comentarios: