viernes, 30 de diciembre de 2011

El "final" de la guerra en Irak y la política interna de EEUU

Lecciones - Por Santiago O’Donnell



Estados Unidos dio por terminada la guerra y se despidió de Irak con una ceremonia. Se hizo en el aeropuerto de Bagdad, rápido y a los gritos, en un patio vallado con bloques de cemento fortificado, bajo el tableteo constante de los helicópteros y la amenaza latente de un ataque insurgente. A Obama ni se le ocurrió asistir. Hubiera sido demasiada tentación. Entonces Leon Panetta, secretario de Defensa, se hizo cargo del asunto, que no pasó de la hora. Habló delante de unos 200 soldados, de los 4000 que quedan hasta el 31 de diciembre, de los más de 170 mil que ocupaban Irak en el 2007, el pico de la guerra. “Quedan desafíos pero Estados Unidos estará cerca del pueblo iraquí mientras navegan esos desafíos para construir una nación más fuerte y más próspera.” Agradecieron los militares iraquíes, se firmaron documentos. Los abanderados de ambos países desfilaron a la par y en uniforme de gala. Después de los soldados se sacaron fotos abrazados en alegre montón, tipo viaje de egresados.+/- Ver mas...

No fue la despedida más cómoda pero la caretearon bien. Sirvió para decir misión cumplida. No pueden decir que ganaron porque se quedaron con el petróleo, aunque sea la mejor forma de decir que ganaron. No alcanza para justificar los 4487 muchachos que no volvieron a casa, ni siquiera ante una sociedad tan materialista como la estadounidense, mucho menos en medio de una recesión. Tampoco se puede decir que se recuperaron las inexistentes armas de destrucción masiva invocadas por el gobierno de Bush para lanzarse a la invasión en el 2003. Ni que Obama siempre estuvo en contra de la guerra, que dijo que era estúpida.

Entonces hay que decir algo. Hay que decirlo aunque la realidad, el escenario mismo donde se pronuncian las palabras, demuestre otra cosa. Hay que decir ganamos, ganaron los buenos, ganó la democracia entre bloques de concreto vigilados por helicópteros artillados. Según el New York Times, hace unos meses los militares estadounidenses debieron cancelar las ceremonias abiertas de entrega de mando a los militares iraquíes de las más de 500 bases que llegaron a tener en ese país. Resulta que los insurgentes aprovechaban esas ceremonias para atacar a las bases. A partir de entonces los traspasos empezaron a hacerse en pequeños actos a puertas cerradas en los que las partes firman documentos, se dan la mano y se les entregan las llaves de la base a los militares iraquíes, informa el diario.

“Según fuentes militares, las tropas que permanecen todavía son atacadas a diario, principalmente por ataques de fuego indirecto sobre estas bases y por bombas a la vera del camino, contra convoyes que se dirigen al sur a través de Irak bases en Kuwait”, agrega el principal matutino estadounidense.

El propio Panetta reconoció en su discurso que el futuro de Irak no será sencillo. “Déjenme ser claro: Irak será desafiado en los próximos días. Por el terrorismo, por aquellos que buscan dividir, por temas sociales y económicos y por las demandas de la democracia misma”, advirtió el funcionario. Pero no se privó de agradecerles a los soldados por el “increíble progreso” que habían logrado en ese país.

Porque podrían haberse ido en silencio, pero tenían que decir algo. Se vienen las elecciones y había que mostrar que Obama había cumplido su promesa de la campaña anterior de terminar la guerra. Especialmente ahora, había que decirlo porque una guerra más o menos, con el petróleo manoteado pero no asegurado, es mejor una guerra así que una gran recesión.

Para la campaña, mejor la despedida de Irak que la crisis en la economía. Y Obama está en campaña. Entonces sale de gira por los cuarteles y los pueblos homenajeando a los soldados, proclamando que el esfuerzo no ha sido en vano. El jueves pasado cerró con un discurso en Fort Bragg, la base más grande del país, en el sur profundo, ante un auditorio de soldados que volvían de la guerra. “Hace mucho que espero pronunciar estas tres palabras: ¡Bienvenidos a casa!”, exclamó el comandante en jefe.

Obama dijo que había que aprender de la experiencia. “Funcionarios e historiadores continuarán analizando las lecciones estratégicas de Irak y nuestros comandantes incorporarán las duras lecciones en campañas militares futuras”, auguró. “Pero la lección más importante que podemos tomar de ustedes no es la de estrategia militar, es la lección sobre nuestro carácter nacional.”

Linda lección. Un país los manda a la guerra y ellos pelean. No importan el enemigo ni tampoco la excusa. Cuando llega la orden, hay que pelear. El tiempo pasa, los países cambian, las generaciones se suceden, pero lo que nunca cambia es el sentido del deber, el “carácter nacional”, explicó Obama en Fort Bragg.

Lo hizo con estas palabras: “Nunca se olviden de que ustedes son parte de una línea inquebrantable que se extiende a lo largo de dos siglos, desde los colonos que derrocaron al imperio, hasta sus abuelos y padres que enfrentaron al fascismo y al comunismo, hasta ustedes que lucharon por los mismos principios en Fallujah (Irak) y Kandahar (Afganistán), e hicieron justicia con aquellos que nos atacaron el 11-S”.

Lecciones de estrategia para los comandantes y los manuales que dirigirán la próxima guerra, lecciones de la fortaleza espiritual para inspirar a las víctimas de la recesión doméstica. Democracia en Irak, nación próspera, refundada y pacificada. Misión cumplida.

Suena a tomada de pelo pero algo había que decir. Arrancan las primarias republicanas y faltan once meses para las elecciones presidenciales. No se les puede dejar la cancha mediática a Newt Gengrich, Mitt Romney y compañía, por más que insistan en autodestruirse.

La guerra dejó de ser noticia pero está metida en la piel de los estadounidenses, en películas, en noticieros y series de televisión, en el folklore country, en los homenajes antes de cada partido de béisbol y fútbol americano, en los monumentos, en los cementerios de pueblos perdidos y grandes ciudades.

Se van de Irak y atrás queda un país en ruinas. En los nueve años que estuvieron ahí la guerra mató a un millón y medio de civiles. ¿Para qué? Algo había que decir para tapar el ruido de los helicópteros, el ruido de Vietnam. Tuvieron que proclamar el triunfo de la libertad desde un bunker fortificado. Decir que ganaron por todo lo que perdieron. Hablar de lecciones en heroicos discursos para la campaña, como si no hubieran aprendido nada.

Publicado en Página/12 el 18 de diciembre de 2011

lunes, 19 de diciembre de 2011

Delicias del revisionismo histórico, por Rolando Astarita


 

En los últimos días Mario O’Donnell ha explicado, una y otra vez, que la creación del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego tiene como objetivo reivindicar “la historia nacional, popular y federal” frente a la corriente “liberal, entreguista, elitista y antipatria”, que no es otra que la historia escrita por “los vencedores” (ayer Mitre, hoy Romero o Halperín Donghi). Como dice O’Donnell, el Instituto se propone rescatar a “aquellos representantes de los intereses populares y patrióticos, como Dorrego, Juana Azurduy, Güemes, Artigas, Monteagudo, que han sido ninguneados por la historiografía liberal y reaccionaria”.
Pues bien, en aras de revisar esta historia de héroes y villanos, la década de los 90 y el menemismo aparecen como objetivos ineludibles para el Instituto Revisionista. ¿Qué tal preguntarnos quiénes estaban en la línea “nacional”, y quiénes “en la antipatria”? Pregunta que, con toda seguridad, se hará el Instituto acerca del propio O’Donnell. Recordemos que O’Donnell en 1989 fue nombrado agregado cultural de la embajada argentina en España; luego fue embajador en Panamá; después en Bolivia; entre 1994 y 1997 ocupó el cargo de secretario de Cultura; en 1998 fue senador; y en 1999 era miembro del entorno de Menem. Pareciera que al buen Pacho no lo incomodaba por entonces el indulto de Menem a los asesinos de la dictadura, la liberalización de los mercados, las privatizaciones, la destrucción de la educación pública, la precarización del trabajo o el aumento de la desocupación. ¿Virtudes de la línea nacional y popular? Sin embargo, Pacho O’Donnell es apenas una anécdota, porque en tren de revisar el menemismo, habrá que ubicar a Néstor y Cristina Kirchner. Así, arrancar de la asunción de Kirchner como gobernador de Santa Cruz, en diciembre de 1991, y analizar el decreto del 2 de enero de 1992, que llevaba las firmas de Carlos Zanini, Ricardo Jaime y Alicia Kirchner (nombres K- emblemáticos, si los hay) por el cual se recortaban el 15% los haberes de la administración pública. Eran tiempos en que Néstor Kirchner despotricaba por la herencia que le había dejado el anterior gobernador, Arturo Puricelli, que hoy es el ministro de Defensa. Luego, habría que seguir con la emblemática privatización de YPF, de la cual Kirchner fue un activo propulsor. Por ejemplo, recordar que ante las resistencias que encontraba el menemismo entre los diputados, Néstor reclamó (22/09/92), en conferencia de prensa desde la Casa Rosada, apoyo de los diputados a la privatización. En el mismo sentido, traer a la memoria que pocos días antes Cristina había pedido, en la legislatura de Santa Cruz, que los diputados aprobaran la privatización. Documentar (la historia se apoya en documentos) cómo en aquella ocasión Cristina presentó un proyecto que declaraba “la necesidad de sanción del proyecto de ley nacional ‘Ley de Federalización de los Hidrocarburos y de Privatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales”. Y destacar que cuando en la noche del 23 de septiembre Diputados aprobó la privatización, el miembro informante por el oficialismo fue Oscar Parrilli, actual Secretario General de la Presidencia K. Como para que no quedaran dudas de su vocación de servicio a la causa nacional, un año más tarde Parrilli publicaba Cuatro años en el Congreso de la Nación, 19889-1993, en el que decía que “YPF es hoy una gran empresa privada” (citado por Rodolfo Terragno en La Nación, 25/02/07). Seguramente nuestros revisionistas encontrarán una magnífica explicación para tamaño aporte al pensamiento nacional. Y podrán decirnos cómo ubican lo actuado por Parrilli en 1993, cuando fue el miembro informante por el bloque del Partido Justicialista en ocasión de la privatización de las jubilaciones. Eran los años en los que Kirchner afirmaba que Menem había sido el mejor presidente que habían tenido los argentinos. Siempre dispuestos a luchar contra la entrega, en 1994 Cristina y Néstor Kirchner fueron convencionales a la Asamblea Constituyente, la que habilitaría la reelección de Menem. En ella, Cristina defendió la reelección de Menem diciendo que se trataba del gobierno “que rescató a la Argentina del incendio que nos dejaron”. Todo esto será debidamente registrado por la historia no-oficial, no-liberal y no-entreguista.

Pero no sólo a los Kirchner habrá que clasificar, porque eran los tiempos en que Miguel Angel Pichetto (hoy presidente del bloque de senadores kirchneristas), calificaba al de Menem como “el mejor gobierno de todos los tiempos”; en que Alberto Fernández era superintendente de seguros; y en que Arturo Puricelli se definía como “menemista de alma”. También habría que incursionar por el terreno de los que colaboraron con las políticas educativas del menemismo. Por ejemplo, echar un vistazo a Daniel Filmus (ministro de Educación de Néstor Kirchner, luego candidato K), en los tiempos en que fue asesor de la ministra Decibe, y colaboró en la redacción de la Ley Federal de Educación; y antes había estado con Grosso, quien transformaba escuelas en shoppings. ¿Serían shoppings no-elitistas?
Además, el equipo de revisionistas no dejará de ubicar en el casillero correspondiente la privatización del banco de la Provincia de Santa Cruz, adquirido en 1996 por Enrique Eskenazi, quien luego de haber sido ejecutivo de Bunge y Born, fue titular de Petersen Inversiones, y estuvo cercano a Corach (ministro clave de Menem). Aunque a partir de la adquisición del banco de Santa Cruz, también fue amigo de Néstor Kirchner, y en especial, de la obra pública. Así como no pasará desapercibido para el fino análisis revisionista que en 1998 Kirchner decía (se puede ver en Internet) que Menem había sido “el mejor presidente de toda la historia, desde Perón”. Un indudable aporte a la lucha ideológica contra los enemigos de la Patria. Pero podemos extendernos un poquito más de los 90, y preguntarnos también de qué lado de la línea divisoria ubicará el revisionismo a los muchos que estuvieron en la Alianza, y hoy ocupan (u ocuparon) cargos prominentes en el kirchnerismo, como Nilda Garré, Juan Manuel Abal Medina, Gustavo López y Daniel Filmus, para mencionar sólo algunos. Asimismo, habría que clasificar a los que aplicaban los planes de ajuste en 2000 y 2001, y firmaban los “pactos fiscales” con el gobierno de la Alianza. Por ejemplo, volver a registrar a Filmus, ahora como secretario de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, ajustando salarios docentes y firmando, en 2001, resoluciones por las que recomendaba a las concesionarias de los comedores escolares que adecuaran sus menús “a la grave situación financiera”. Pero ya que estamos en la crisis de 2001, nuestros revisionistas podrán documentar cómo el gobernador Kirchner disponía la rebaja de las asignaciones familiares a los empleados públicos de Santa Cruz; y cómo recortaba adicionales e impulsaba el recorte de gastos por unos 75 millones de pesos. En tanto, los fondos provenientes de la privatización de YPF seguían colocados en el sistema financiero internacional; y se enviaban patotas a reprimir a los que protestaban con cacerolas. Alguien explicará que en aquellas políticas de 1991-1 y 2001-2 estaban, in nuce, las fórmulas que hoy Cristina Kirchner transmite a los líderes mundiales para salir de la crisis.
En fin, la pregunta que hay que hacerse es cómo encaja este pasado de menemismo, privatizaciones y liberalización económica en las dicotómicas clasificaciones a las que está obligado el revisionismo. Dado que en su marco conceptual están ausentes los análisis en términos de clase, y se pone el acento en una historia de traidores y patriotas, debemos esperar que el Instituto Revisionista responda preguntas tan trascendentes como ¿quiénes fueron los “nacionales” en los 90, o durante la crisis de 2001? ¿Quiénes aplicaban las recetas neoliberales y los ajustes para salir de las crisis? ¿Quiénes eran los “vendepatrias” y “entreguistas”? ¿Acaso los que se oponían a las privatizaciones, o los que privatizaban? Y entre los que privatizaban, ¿sólo están Menem y María Julia? Sin embargo, en el haber patriótico de Menem habrá que anotar la repatriación de los restos de Rosas y su monumento, en Palermo; además del nombre de Facundo Quiroga a una calle de Buenos Aires. No es poco. Por eso, tal vez, al final solo quede María Julia. Pero también habrá que ver cómo se incluye en la lista de réprobos entreguistas a los que se opusieron a las privatizaciones de YPF, Gas del Estado o las cajas jubilatorias, pero hoy son críticos del gobierno de liberación nacional. Es cuestión de afinar el lápiz. De todas maneras, ya tenemos un adelanto de cómo puede terminar la evaluación de los 90. A fines de la década, después de haber prologado las memorias de Carlos Saúl, O’Donnell decía: “Allí está mi opinión sobre Menem para los tiempos que vienen. Yo me siento muy consustanciado con su gobierno, y no sólo con sus aciertos sino con sus errores también. El tiempo va a recuperar al gobierno de Menem como un período importante. Ninguno de nosotros puede negar que la Argentina de hoy es muy distinta a la de hace diez años. O, mejor dicho, a la de diez años y seis meses. Porque hay que recordar que él tuvo que tomar el gobierno anticipadamente. Nadie puede negarle esa vocación de conducción. Yo realmente aprecio mucho que Menem sea un conductor” (Suplemento Radar, Página12, 11/07/99). El revisionismo histórico, rigurosa y científicamente aplicado a la interpretación del pasado reciente, puede depararnos resultados deliciosos.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Economía política: "La mayor burbuja de la historia", entrevista a Randall Wray

 Por Javier Lewkowicz

La entrada masiva de los fondos de pensión estadounidenses es el factor central que impulsa los precios de los commodities al alza. Esa es la explicación que el economista heterodoxo Randall Wray ofrece para analizar lo que llama “la mayor burbuja en la historia”. Wray es profesor de la Universidad de Missouri-Kansas City, en los Estados Unidos, e investigador del prestigioso Levy Institute. Discípulo de Hyman Minsky, se enrola en la corriente poskeynesiana que recupera buena parte de la tradición de Keynes y la articula con conceptos marxistas y sraffianos. Wray se especializó en teoría monetaria, mercados financieros y macroeconomía. Dialogó con Cash acerca de la magnitud de la actual tendencia a la suba de los commodities y sus causas, entre las cuales sobresale la entrada de los fondos de pensión. Analizó el impacto de China y pidió aplicar una “reforma estructural que elimine a la clase rentista”.

¿Cómo describe el fenómeno de la suba generalizada en el precio de los commodities?
–Para resumirlo, desde 2004 a 2008 experimentamos la mayor burbuja de commodities de la historia. Si se observan los 25 commodities más comercializados, los precios se han duplicado en el curso de ese período. Para los ocho productos más intercambiados, la suba fue mucho más espectacular. De acuerdo a un análisis del estratega de mercado Frank Veneroso, durante el siglo XX sólo hubo 13 episodios en los cuales el precio de un commodity en particular creció un 500 por ciento o más. Pero en 2004-2008, hubo ocho commodities cuyos precios mostraron ese desempeño: fuel-oil (suba de 1313 por ciento), níquel (1273 por ciento), petróleo crudo (1205), plomo (870), cobre (606), zinc (616), estaño (510) y trigo (500 por ciento).

También subieron mucho otros commodities.
–Sí. Muchos otros commodities agrícolas, vinculados a la energía y metalíferos también tuvieron muy importantes aumentos de precios, aunque por debajo de los ratios anteriores. Para los 25 commodities que usualmente se incluyen en los índices, la suba de precio promedio desde 2003 ha sido 203 por ciento. El Congreso de los Estados Unidos comenzó a investigar esa burbuja y los inversionistas, preocupados, retiraron una porción significativa de sus fondos especulativos, lo que produjo que la burbuja en 2008 colapsara. Sin embargo, cuando el Congreso pasó a ocuparse de la crisis, el techo de deuda de los Estados Unidos y otras cuestiones, los especuladores volvieron.

¿En qué medida la suba actual contrasta con la tendencia histórica a la baja de precios en términos relativos de los bienes primarios?
–En un paper de abril de 2011, el experto Jeremy Grantham analizó la burbuja de los commodities durante última década, trabajo que Veneroso amplió en un trabajo reciente. Toman los 33 commodities más comercializados, desde oro y petróleo hasta caucho, semillas de lino, yute, madera contrachapada y fosfato diamónico. Durante los últimos 110 años, el índice de precios compuesto por esos 33 bienes ha declinado a una tasa anual de 1,2 por ciento. A pesar de que la demanda de esos 33 commodities ha crecido mucho a lo largo del siglo, nuevas técnicas de producción, sumadas a una exploración satisfactoria, derivaron en una tendencia de precios declinante. El movimiento actual de precios es una desviación asombrosa de la tendencia general. Es un boom sin precedentes. Nada ni siquiera cercano a esto ha sucedido antes, en ningún mercado, incluyendo la burbuja tecnológica y la de las hipotecas.

¿Por qué sostiene que la operatoria de los fondos de pensión explica el movimiento de los precios?
–Los especuladores han estado siempre presentes en los mercados de futuros de los commodities. Usualmente los vendedores de commodities quieren asegurarse un precio alto, y los compradores quieren protegerse de las fluctuaciones de mercado asegurándose un precio bajo. Entonces los mercados de futuros se desarrollan para juntar a ambas partes, permitiendo que cada lado se cubra. Los especuladores llenan el espacio entre la parte vendedora y la compradora. Pero el tema es que los especuladores normales nunca son apostadores hacia un solo lado, algunos piensan que el precio va a subir y otros que va a bajar. El fenómeno inusual que se verificó en el curso de este boom de precios ha sido la entrada de fondos de un monto descomunal que tomaron una apuesta única: que los precios subieran.

“Hay que borrar a la clase rentista y reducir el dinero en los fondos de inversión.”

¿Cómo?
–Prefiero no entrar en tecnicismos, pero estos fondos no compran directamente commodities ni tampoco contratos futuros. En lugar de ello, compran índices de contratos futuros. Es una apuesta pura que indexa los precios. El experto en esta materia, Mike Masters, los llama “especuladores de índices” y alrededor del 85 por ciento del dinero de ese negocio viene del sistema estadounidense de fondos de pensión. Estos fondos han acumulado una riqueza financiera que equivale al 75 por ciento del PIB de los Estados Unidos, así que son enormes. Si dirigen, digamos, sólo el 5 por ciento de la inversión hacia los índices de commodities, hacen subir los precios. Y por complejas razones, es el índice de precios el que determina los precios spot, el valor al que el commodity se vende en este momento. De manera que son estos especuladores los que empujan hacia arriba los precios de los commodities del mundo real.

Usted afirma que los fondos de pensión recurrieron a los commodities porque esos bienes no estaban correlacionados con otros productos financieros, lo que permite reducir el riesgo. Sin embargo, después de este proceso que describe, la vinculación entre los distintos mercados se ha vuelto más estrecha
–Distintos estudios han demostrado que los commodities y otros activos financieros no estaban correlacionados antes de 1999, por eso los fondos de pensión fueron advertidos que ante un crac de mercado podrían diversificar el riesgo si invertían en commodities. El problema es que la falta de correlación existió sólo porque a los fondos de pensión no les era permitido entrar en los mercados de commodities. Eso cambió cuando Estados Unidos aplicó la desregulación en 1999. Una vez que los fondos de pensión comenzaron a entrar en esos mercados, a través de contratos de futuro e índices, la correlación aumentó y llegó al 100 por ciento. Esta es la explicación: a medida que el mercado de activos financieros (los stocks) crece, los fondos de pensión tienen mayor riqueza financiera para invertir y entonces se mueven hacia commodities, lo que empuja sus precios. Entonces, más fondos invierten en stocks y commodities. Pero digamos que los precios de los stocks caen, los especuladores deben vender otros activos, incluyendo commodities, para cubrir desfasajes financieros en sus balances, lo que lleva a que caigan los precios de los commodities. En la crisis financiera global desatada en 2008 observamos que todos los activos tienen una correlación que se acerca a la unidad.

Si los fondos de pensión están detrás de la suba de precios, ¿un cambio en la regulación financiera podría hacer que los precios caigan?
–Absolutamente. Los fondos de pensión representan el 85 por ciento de la especulación con índices. Si se los forzara a salir de esas inversiones, el principal impulso para la suba se iría. En el otoño de 2008, cuando los fondos de pensión sacaron un tercio de su dinero de los índices, el precio del petróleo cayó desde 150 dólares hasta 50 dólares el barril. Estoy seguro de que la especulación con los índices no es el único factor detrás del alza de los precios de los commodities, ya que una parte se explica por cuellos de botella del mundo real. De forma que no digo que todos los precios de los commodities caerían en una proporción de dos tercios. Pero el boom se terminaría.

Una explicación común es que la demanda de commodities creció fuertemente impulsada por China e India. Al menos en el caso de los alimentos, con una oferta relativamente fija y Estados Unidos que demanda biodiésel, los precios suben.
–Hay algo de eso, pero son los precios de 33 commodities los que gozan del boom, no sólo alimentos. Además, la noción de que la oferta de alimentos está fija es errónea. La mayor causa de hambre en el mundo es el acceso injusto a la comida; no la falta de capacidad para producirlo. Buena parte del mundo sólo necesita una redistribución de la tierra para incrementar la oferta de alimentos. Además, Canadá y Estados Unidos podrían incrementar enormemente su producción si la demanda efectiva fuera suficiente. Sin embargo, no defiendo la política de los Estados Unidos de subsidio a la producción de maíz y soja para producir biodiésel o carne barata. Son prácticas altamente ineficientes.

Algunos economistas explican el boom de commodities a partir de la muy baja tasa de interés de la Reserva Federal. ¿Esa hipótesis es contradictoria con la suya?
–Yo sigo a Keynes en el pedido de la eutanasia del rentista a través de una política de baja tasa de interés. El problema es que hay muchísimo dinero buscando altas tasas de retorno, en relación con las oportunidades de inversión del mundo real. La solución no es aumentar la tasa de interés de referencia, hay que borrar a la clase rentista y reducir el monto del dinero en los fondos de inversión. Este es un gran desafío, pero Hyman Minsky dijo que nos habíamos movido hacia la fase del capitalismo dominada por el dinero, una forma altamente inestable que deriva en una inequidad excesiva que es inconsistente con la democracia. La solución no es tratar de salvar a los inversores sino deshacerse de ellos a través de reformas fundamentales.

Tomado del Suplemento Cash del Diario Página 12, Argentina, diciembre de 2011.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Entrevista a la hija del Che, en el especial sobre Guevara del MDZ On line - clic aquí

Palabra de hija: "No podemos separar al papá y al dirigente"
 
Gentileza
 
Aleida Guevara March visitó Buenos Aires para presentar el libro de su madre.
 
En esta primera parte de una conversación exclusiva de Aleida Guevara March con MDZ, la hija mayor del Che y Aleida March repasa el legado de su padre y se detiene en algunos aspectos del libro de su madre. Una entrevista atravesada por una multiplicidad de sentimientos.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Videoteca de Pensamiento Marxista/Claudio Katz: Las crisis del capitalismo - clic aquí

Aula virtual para la formación y el debate

Venezuela | 12 de julio de 2011
Fuente: ALBA TV


Claudio Katz (Argentina, 1954) es economista, integrante del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, profesor en la Universidad de Buenos Aires y director de varios proyectos de investigación. Es autor de numerosos textos de interpretación del capitalismo contemporáneo y de la crisis económica global. Participa activamente en los foros continentales de impugnación del libre-comercio, el endeudamiento externo y la militarización.
Recibió menciones honoríficas del Premio Libertador al Pensamiento Crítico por sus libros “El porvenir del socialismo” (2004) y “Las disyuntivas de la izquierda en América Latina” (primera edición, 2008). Ya circulan, además, distintas ediciones nacionales de su ensayo “El rediseño de América Latina. ALCA, MERCOSUR Y ALBA (2006).
Su libro más reciente se titula “La economía marxista, hoy. Seis debates teóricos” (2009). Como integrante del EDI (Economistas de Izquierda) ha publicado varios estudios sobre la coyuntura política y social de la Argentina.

Sobre la Videoteca de Pensamiento Marxista:
El papel de los valores de uso en la crítica de la economía política, la estructura de El Capital a partir del tema de la crisis, y el papel del militarismo en el actual régimen de explotación –estos son son algunos de los temas tratados en episodios de la Videoteca de Pensamiento Marxista, proyecto audiovisual recientemente presentado en el blog http://www.videotecamarxista.blogspot.com/
Planteada como herramienta para el aula y para los colectivos, la Videoteca Marxista consiste de grabaciones de clases magistrales seguidas por una serie de preguntas generadoras. Hasta la fecha se ha contado con la participación de destacados investigadores y profesores como Armando Bartra, Reinaldo Carcanholo, Ana Esther Ceceña, Claudio Katz y Vladimir Lazo entre otros.
La Videoteca parte de la convicción de que el marxismo es un discurso matriz imprescindible en nuestro momento de capitalismo decadente y en crisis. Por lo tanto, su estudio y desarrollo es un elemento clave en la construcción revolucionaria de la sociedad postcapitalista: la socialista.
Este proyecto en desarrollo está dirigido por los profesores de C. Gilbert y C. Pascual de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y cuenta con el apoyo de Vive TV, Catia TVe y la UBV. Para contactar la Videoteca pueden escribir a videotekamarxista@gmail.com.
Este es un proyecto para socializar, debatir y profundizar el pensamiento marxista. Cada programa cierra con una serie de preguntas para facilitar su uso como herramienta pedagógica. La Videoteca es un proyecto interinstitucional con participación de Vive TV, Catia TVe y la Universidad Bolivariana de Venezuela. La Videoteca está dirigida por C. Gilbert y C. Pascual, profesores de EPyG de la UBV.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Negocio forestal en Wallmapu: El sangriento saqueo del territorio mapuche

Pais Mapuche

Desde la invasión militar del territorio mapuche, la industria forestal ha sido la cara más nefasta de esta ocupación, que históricamente y hasta en estos días, ha recibido la resistencia de las comunidades que deben enfrentarse a la matonezca militarización del estado chileno que protege este saqueo.
En noviembre se realiza en Concepción la Expocorma 2011, una feria internacional que pretende por un lado mostrar las bondades del negocio forestal y por otro, generar negocios por miles de millones de dólares al concentrar en esta ciudad la presencia de empresarios del área provenientes de todo el mundo, además de proveedores de insumos y maquinarias y de otros rubros ligados al negocio forestal.
Para los mapuche sin embargo, las empresas forestales son la cara más nefasta del sistema capitalista. Son la expresión más gráfica hoy día de la ocupación del país y territorio mapuche. Y es que estas empresas son las propietarias de las mayores extensiones de tierras en nuestro territorio. Sólo las dos más grandes, Bosques Arauco del grupo Angelini y CMPC del grupo Matte, poseen más del doble de hectáreas que todos los mapuche juntos. De esta forma, casi la totalidad de los recursos que se producen y transan en lo que se conoce como negocio forestal en Chile, son robados de nuestro territorio.
Por tanto, hablar de negocio forestal, es hablar de robo, de reducción y receptación, es hablar del saqueo de wallmapu.
Fraude:
La propiedad forestal que hoy conocemos, tiene su origen en el traspaso que la dictadura militar chilena hizo a Bosques Arauco y Forestal Crecex (hoy Forestal Mininco) de los predios reexpropiados a los asentamientos campesinos que se habían establecido principalmente durante el gobierno de Salvador Allende, así como de aquellos que habían sido devueltos a comunidades mapuche en esa misma época, en lo que se conoce como “reforma agraria”.
La dictadura pone en marcha una contrareforma agraria y despoja a los campesinos chilenos y mapuche de los predios, los que a su vez son traspasados a estas empresas de manera casi gratuita, ya que las compraventas realizadas fueron meras formalidades, pues los precios pagados fueron irrisorios.
Muchos también fueron los ardides utilizados en buena parte de este robo de tierras, como el uso de palos blancos, es decir, terceros que adquirían la propiedad para luego y casi de inmediato, traspasarla a estas empresas.
Por otro lado, y luego de dividir la propiedad comunitaria en individual, el fraude también se realizaba a través de la compra directa de parcelas a los nuevos pequeños propietarios, tanto chilenos como mapuche, con la complicidad y apoyo directo de las distintas instituciones del Estado. Éstas llenaban de deudas y obligaciones impositivas a los pequeños propietarios, de manera de hacer imposible mantener la propiedad de sus predios y se veían en la obligación de venderlos.
Como si todo eso fuera poco, en 1974 se dicta el Decreto 701, una legislación que financia la producción forestal con recursos del Estado hasta el día de hoy. Fue mostrada como una ley para beneficiar a campesinos e incentivar la entrada al negocio forestal, pero en la práctica, fue destinado a apoyar a las grandes empresas para instalarse con mayor facilidad en el territorio mapuche.
Robo directo
Con el paso de los años y hasta hoy, se consolidó la vieja práctica de comprar tierras a una sola persona que poseía la propiedad individual – ya no comunitaria – y con ello luego los interesados logran expulsar a toda la familia y quedarse con toda la propiedad.
No contentos con ello, a la hora de definir los deslindes y cercos, los mapuche siempre fueron perdiendo, aprovechando las maniobras que permite la legislación chilena y a punta de balas, cárcel y hasta muerte.
La “Receptación de Especies”
Así se nombra a quien compra algo que ha sido robado. Eso es lo que hacen las empresas forestales, pues no sólo la tierra sobre la que se inició la propiedad forestal es mal habida, sino también la que adquirieron después y hasta nuestros días.
La totalidad de la propiedad forestal en Wallmapu se estableció sobre tierra robada, pues la propiedad particular en Wallmapu no es legítima. Baste recordar que los estados chileno y argentino invadieron y ocuparon nuestro país sin tener más justificación que la avaricia por hacerse de las mejores tierras de nuestra patria mapuche.
No se declaró la guerra, ni se invocó ningún precepto legal, ni constitucional, de parte de ninguno de los dos estados invasores.
Ningún organismo internacional reguló la ocupación, ni nadie veló por los derechos de nuestro pueblo.
Fue por tanto. un robo a mano armada y por eso, quienes se apoderaron de nuestro territorio de esta manera, así como también quienes las adquirieron por cualquier medio, son personas e instituciones criminales.
El Robo continúa hoy día
El saqueo persiste, crece y se refuerza, pues el negocio forestal es un modelo económico extractivo a ultranzas, que no genera ninguna riqueza en las zonas donde opera, ni siquiera paga impuestos en las comunas donde explotan predios.
Sólo con ver las cifras de pobreza y calidad de vida de la población, tanto chilena como mapuche, en las provincias de Arauco y Malleco, lugares donde se alimentaron los gigantes forestales por décadas.
Las ventas del sector forestal alcanzaron casi los 5.000 millones de dólares, mil más que el 2009. Y para mediados de este 2011, ya se superaba esa cifra.
Negocio devastador y contaminante:
El impacto ambiental del negocio forestal es incalculable, pues no sólo desplaza el bosque nativo, además consume y seca las napas de agua subterránea, los esteros y toda fuente de agua. Las que logran mantenerse son contaminadas con las periódicas fumigaciones y las mismas plantaciones.
Para la vida mapuche, las plantaciones llevan a la muerte en un amplio sentido. Se mueren los remedios, no hay agua, los espacios sagrados y las fuerzas de la tierra no se respetan – sin mencionar la pérdida del cuidado, la posesión, la soberanía del territorio – lo que genera serias consecuencias. En definitiva, se destruye el equilibrio de la vida mapuche y nos lleva a desaparecer como pueblo.
Negocio antisocial
El rubro forestal se encuentra altamente concentrado en unas pocas manos y las principales empresas que operan en Wallmapu son de propiedad de los grupos economicos más poderosos de Chile y el continente. Este sesgo se acentúa cada vez más, dada la dinámica misma del negocio altamente extractivo.
Además de los grupos Matte y Angelini, en Wallmapu también operan consorcios transnacionales, como la japonesa Mitsubishi, la norteamericana Simpson Paper y la neocelandesa Terranova, entre otras.
Madera teñida con sangre
En el conflicto que enfrenta a la nación mapuche con los ocupantes de nuestro territorio, los forestales y latifundistas chilenos han contado con todo el resguardo y apoyo del aparato estatal y varios han sido los hermanos que han sido asesinados por las fuerzas policiales que sirven de perros guardianes de estos ladrones.
Entre los casos más emblemáticos está el del peñi Alex Lemún, a quien el año 2002, un teniente de Carabineros le quitó la vida de un disparo cuando participaba de una manifestación dentro de un fundo de Bosques Arauco, donde los pinos estaban plantados a menos de cincuenta metros de la puerta de su casa.
En enero del 2008, Matías Catrileo murió de un disparo policial por la espalda, cuando junto a comunidades ingresaron al fundo de Jorge Luchsinger en la zona de Vilcún. A la familia Luchsinger el Estado chileno la trajo desde Suiza a instalarse en el corazón de Wallmapu, en una pequeña parcela, extendiendo su propiedad a través de los años con el robo de tierras a sus vecinos mapuche.
En agosto del 2010, Jaime Mendoza Collío cayó abatido por un carabinero en una manifestación de varias comunidades en el fundo San Sebastián, en la misma zona de conflicto donde antes fue asesinado Alex Lemún.
También se debe recordar a Zenen Diaz Necul, un niño de 16 años asesinado por un camionero que lo arrolló intencionalmente mientras protestaba en una barricada en el viaducto Malleco. Este crimen ni siquiera fue investigado, en tanto que en los anteriores, los asesinos han sido castigados de manera formal para luego ser premiados con ascensos o traslados.
Otros comuneros han muerto en circunstancias nunca aclaradas y otros tantos han salvado de ser asesinados, tanto por la policía, como por los paramilitares que operan al alero principalmente del negocio forestal en Wallmapu.
Es una paradoja que los mapuche seamos tildados de terroristas mientras nos matan. Resulta más llamativo aún, que nuestros asesinos nunca hayan tenido un muerto entre sus filas, es obvio entonces preguntarse de dónde viene el tan mentado terrorismo.
Por qué luchan los que están siendo asesinados
La nación mapuche es reconocida por su lucha milenaria en defensa de su territorio. Logró frenar el avance del imperio Inca, posteriormente y durante 300 años, lidió contra el imperialismo español y luego ha tenido que sufrir la invasión de Wallmapu por parte de los estados chileno y argentino. Ocupación bajo la que nunca ha dejado de luchar por recuperar sus derechos políticos conculcados y la soberanía de su territorio.
Es en este contexto en el que han muerto los mártires actuales. Es por esta misma lucha por la que han muerto, es por la misma defensa del territorio por la que han asesinado a Alex, a Jaime y a Zenen, es por luchar por territorio y soberanía mapuche, por lo que le dispararon a mansalva a Matías.
La ocupación de nuestro territorio ha sido tan rentable que no trepidan en convertirse en asesinos.

http://paismapuche.org/?p=3778 
Tomado de Rebelion.org

martes, 15 de noviembre de 2011

MARX ANARQUISTA por Maximilien Rubel & Louis Janover - clic aquí

El título del presente libro no es ninguna provocación. La concepción marxiana del poder y del Estado a
extinguir como objetivo final del proceso emancipador del proletariado, obliga a considerar a Marx como
teórico del anarquismo. Sólo una polémica vacía de contenido sobre el Marx partidario del comunismo de
Estado, y, sobre todo, el gran equívoco que es el marxismo, ideología dominante del siglo XX, han podido
convertir al crítico del Estado –“el Estado y la esclavitud son inseparables” escribía Marx en 1844- en aval del
mayor Estado, la Rusia llamada soviética, y al crítico del totalitarismo en cualquiera de sus formas
(bonapartismo, prusianismo, y zarismo), en ideólogo de los regimenes y partidos más totalitarios.
El libro que ahora reeditamos, escrito en 1977 por Maximilien Rubel y Louis Janover, rastrea desde los
primeros escritos de Marx de los años 1840 y 1850, hasta los de su actividad durante los ocho años de la AIT
(de su fundación en 1864 a su disolución en el Congreso de la Haya en 1872), para ver dónde arraiga en Marx
su posicionamiento anarquista, y para arrojar luz sobre una polémica alimentada por una ambigüedad original,
la que se deriva de la posición de Marx respecto a la lucha a llevar a cabo por los trabajadores en vistas a su
emancipación. Se trata del conflicto entre los fines y los medios de la lucha emancipadora del proletariado. Si
es diáfana su crítica del poder político y del Estado, es también clara su posición en pro de la acción política
como medio de conseguir la abolición del Estado. Antes de la abolición del poder político Marx contempla la
etapa de la conquista de este mismo poder: la constitución del proletariado en clase dominante. De todas
formas, esta ambigüedad originaria (la abolición del poder político y la conquista de este poder) no empaña lo
diáfano del objetivo a conseguir.
En 1864, vista la derrota de la clase obrera en las revoluciones de 1848, la conquista del poder político
aparece para Marx y para todos los fundadores de la Internacional como el principal deber de la clase obrera,
y así queda reflejado en los estatutos de la AIT. En 1868, Bakunin funda la Alianza de la democracia socialista
que se adhiere a la Internacional como secciones de la AIT, ya que su adhesión como tal Alianza, con programa
y estatutos, había sido rechazada por el Consejo General (Marx era su portavoz oficioso). Empieza una
polémica que no acabará hasta la destrucción de la Internacional. Marx y Bakunin coinciden sobre las
cuestiones de principio: el objetivo de la lucha de la clase obrera es la destrucción del capital y del Estado; la
emancipación económica de la clase obrera es el objetivo al que debe subordinarse todo el movimiento político
como simple medio. Se oponen sobre el método a seguir. Para los partidarios del Consejo General, llamados los
políticos, es preciso conquistar la democracia política como medio de abolir la política. Para los Aliancistas,
llamados anti-políticos, son las asociaciones obreras, desde abajo, el medio para liquidar el poder político. La
polémica no abordada y las cuestiones personales acabarán con la Internacional.
Siglo y medio después ¿tiene interés reeditar este texto? Cuando se editó por primera vez, en los años 1970,
estas cuestiones sobre los fines y los medios del movimiento social hacia su emancipación, corrían, formuladas
de otra forma a tenor de las luchas en curso, por entre el movimiento asambleario en barrios, fábricas,
universidades, prisiones. Años en los que bullían ideas en las cabezas aún redondas (tenemos las ideas
redondas para que las ideas circulen, decía Picabia). Con la cuadratura del círculo (¿podría designarse así el
mundo al revés que soportamos, donde cada palabra significa su contrario, donde el lugar de la verdad lo
ocupa la mentira generalizada, donde se confía erradicar la pobreza a los que la generan, donde se confunde el
progreso con el progreso de la destrucción…?) ¿queda hoy espacio para plantear estas cuestiones en su forma
pertinente vistos los cambios operados en este siglo y medio? ¿Pensar el fin del capitalismo y del Estado? Viejas
cuestiones quizás más nuevas que las que llenan las páginas del último periódico.

(Las citas de los libros a que se refieren los autores las dejamos tal y como ellos las citan según los respectivos
originales.)

From The Greek Streets

Anarchist build-up for November 17th anti-dictatorial demonstrations: “when the people are confronted with the threat of tyranny, they either chose the chains or the guns”

The build-up for the annual commemorative events for the anti-dictatorial student uprising of 1973 is fully underway, with demonstrations planned across Greece. In Athens and in Heraclion, at least, some anarchist blocks will use the same slogan that had been used by the EAM, the communist movement of armed resistance against the Nazi occupation: “when the people are confronted with the threat of tyranny, they either chose the chains or the guns”.
The first image, below, is of the poster calling to the anarchist block in Heraclion, Crete; the second image is of women of the National Liberation Front (EAM) demonstrate outside the Greek Parliament during the Greek civil war.

“Let’s go one step further: On the present situation in Greece”

English original at anarkismo.net
At the time of the writing of this article the ruling class is continuing to search for the “right” person who as “transitional” prime minister can guarantee implementation of the unpopular measures to be taken against the people of Greece, squeezing them once again and ensuring continuation of the most savage exploitation in recent history. [Ελληνικά]

Let’s go one step further

On the present situation in Greece


At the time of the writing of this article the ruling class is continuing to search for the “right” person who as “transitional” prime minister can guarantee implementation of the unpopular measures to be taken against the people of Greece, squeezing them once again and ensuring continuation of the most savage exploitation in recent history. We are in a situation where new austerity – and other – measures are continually being announced, wages cut, redundancies constantly growing, bargaining agreements hacked to pieces, the number of unemployed and poor people is increasing, social rights and civil liberties are being up, where repressive mechanisms and their assistants act more and more like a Mafia than ever before, and where society is being crushed further every day.
As a result there is massive social unrest, as thousands of demonstrators take to the streets and squares either as strikers or simply as frustrated people. There are numerous new attempts at social organising such as the local people’s open assemblies and new movements (such as the No Pay Movement), while at the same time the whole social movement contines in its conflict and clashes with the forces of repression and their parliamentary assistants.
The 48-hour strike called by the central union confederation GSEE (General Confederation of Greek Workers) and ADEDY (Civil Servants’ Confederation) on 19-20 October produced a massive, unprecedented mobilisation across the country, as thousands of workers, unemployed, pensioners, students, schoolchildren, etc. went on strike and took to the streets to show their opposition to the measures being taken by the rotten political system and the plethora of laws that are now destroying our entire society. In Athens, a vast sea of people turned out – one of the largest strikes in recent decades – clearly showing the huge social and political rupture between the great majority of the people and the entire class of political and economic power. As a result, the social plundering has been fully de-legitimised and the only weapons left in the hands of the State and its institution is complete suppression and the salvation generously offered by the world of parliamentary representation.
In particular, the contribution to this process by the PAME (All Workers’ Militant Front, a syndicalist part of the Communist Party-KKE), copying the counter-revolutionary practices of social democracy and Stalinism since the 1920s, has tried to block every movement with different characteristics to their own, suppressing all forms of labour and popular radicalisation and preserving and saving the bourgeois parliament building from angry demonstrators. This attitude by the PAME/KKE exceeded all bounds when, on the same evening of 20 October, a militant worker and member of this party died because of the murderous chemicals that the police used and the party attempted to link his death to the clashes between the KKE and other protesters. Some other left formations have been moving on the same wavelength (perhaps with more audacity), organizations like ANTARSYA (a non-parliamentary coalition on the anti-capitalist left, outside the KKE) and some of their components, together with some Maoist groups, imploring the Communist Party to give them some attention.
But apart from the clearly repressive – at the expense of the autonomous and non-party-aligned social movement – tactics by the Stalinists, the miserable attitude by some parts of the protesters must also be condemned, some sectors of which are self-characterised as anarchists and anti-authoritarians, who attacked not the KKE guards, but the simple PAME protesters with marbles and petrol bombs that fell into the crowd. We must condemn these practices in the most categorical manner, as we do the attacks of the KKE guards who used helmets and sticks against any other demonstrators.
However, we can now see that there is a broader “systemic arch” that includes both the State, its institutions and the parties involved in those institutions, but also some leftist extra-parliamentary forces which have been already deployed in the name of “safeguarding” the constitutional system (from the “uncontrolled” people) and the “organised” movement (that is, institutionalised syndicalist and political representation) and is attempting to control and define the limits of bourgeois normality within which the social anger and indignation can move.
As the crisis deepens and the social war is exacerbated, the challenge now is to bring up the issue of how to finally overthrow social barbarism, by collectively building a new life on the wreck of the entire old world which is adrift together with its components. Another goal must be to go beyond the limits of the spectacle of mass demonstrations, limits which are imposed by the system and the mass media, and turn the mobilization into something more real, with more concrete action and not just a regular spot on the TV news.
While we are at a historic crossroads, in a situation where the possibilities for social counter-attack and subversion have now occurred and one can no longer hide behind the alleged passivity of society, we have seen, however, the weaknesses and failures of those forces who act in the name of social change but who are substantially hiding behind the mistakes and systemic choices of the institutionalised Left.
However, the forces of class-struggle anarchists are still small and fragmented and cannot manage the burden of responsibility by themselves. Yet the dominant characteristics of a significant part of the anarchists are still violence for the sake of violence, hostility to any anarchist organisation and aformalistic tendencies that lead nowhere, despite some flashes.
But it is time that this multi-tendency current for unmediated, horizontal, direct-democratic social disobedience and change in society, should develop its own independent, autonomous path of struggle for social counter-power. Through its own instruments, which have no connection with military-style debates, parliamentary and press aformalistic illusions. It needs this social movement to establish its own counter-institutions for the organisation of life on the basis of individual and collective empowerment, solidarity, cooperative economics and direct democracy everywhere. Grassroots unions in workplaces have appeared over the past 3-4 years, there are scattered, local, public and open assemblies, self-managed projects that have timidly begun to appear as a result of the generalised crisis… these all point the way. And there are also the class-struggle anarchists, and also various other militants who share the same views, despite their small and scattered forces and the lack of a relevant tradition… they too must play a multifaceted role.
Let’s go one step further. If we are to bring about the social revolution we must begin from a change in our lives towards an organised, creative way! For anarchy and communism!

“Then with the tanks, now with the banks” – anarchists gear up preparation for November 17th commemoration


'Then with tanks, now with banks - uprising now' anarchist poster calling for a local demonstration in the Athenian neighbourhoods of Ano Glifada, Elliniko and Argyroupoli on November 17th, commemorating the 1973 student uprising against the Junta of the Colonels (1967-1974)

How did we get some this? Some first thoughts on the decision for the social onslaught ahead of us in Greece

The thoughts below are from the Indymedia commentator using the nickname ‘dakrygono’ (‘tear-gas’); their posts tend to be sharp and thought-provoking — a complete list of previous posts is here.

Original post (in Greek)
The sold-out, far-right government of the bankers is a political and historical fact; the “state of emergency” has jumped from the TV screens blasting the messages of propaganda of their ship-owners, straight to this government of dummies.
The System, as complete sovereignty of the parasitic Bourgeois Class, hands authority directly to the para-statists (to begin with, the bankers) — the final refuge for the scum of parliament and Capital.
The manipulations without the people and against it have reached an apogee, all coming from the Unity of the System…
All the parasitical parliamentary powers (PASOK, LAOS -the far-right-, New Democracy, the Communist Party, SYRIZA) of the Bourgeois Class, after criminalising the popular expression-referendum and played it down as a “false dilemma”, moved into an even more reactionary path…
They set up, under the command of bankers and shipowners, a new authoritarian hyper-structure of puppets that will respond to absolutely no [popular] expression, not even the most humble one, as is the electoral result.
A government of “national unity” with plenty of plaster [a reference to an infamous quote by the dictator Papadopoulos, that the country was sick and needed be placed in "plaster" --trans], with a sold-out chief banker as a prime minister, and a top priority of validating the Brussels agreement, which ordered the bankruptcy of the people and the rescue of the bankers and their shares. Puppets from across the parliamentary scum range, PASOK-New Democracy-the Communist Party-SYRIZA-LAOS, decided, either with a bang or with a whimper (scorning their institutions), the execution of the people in Greece, immediately and without the pretense of the humble, and equally scorned democratic intentions of the Constitution…
The takeover of power by para-statists (bankers and other puppets) is a political choice of the unity of the system (political parties, shipowners-mass media, embassies, foreign centres of power-EU, etc) as this has been established in Greece after the war.
Only hours after the reference to a referendum, which should have been a demand of the society in order to halt the hordes of the puppets turning against the people, an unprecedented unity of the system made its appearance. All bourgeois parties became a solid body of power, which even for a few hours was forced to abandon its supposed ideological reference and to turn into a solid, Class body against society… It is within those exact hours that we were brought into the “state of emergency”.
The photo-frame of the coalition would fit the smiles of all the corrupt and corroded parties of the parliament, PASOK-LAOS-ND-KKE-SYRIZA, the bankers, the shipowners… National unity has shrunk into the far-right parts of the system, which are nowadays ready to commit any crime against the people. The choices had been made for a while, and from today political life changes. Authority, by nominating these puppets, shows the path of resistance beyond the prissiness of the morons of the left. Society will respond, even if it is now startled in face of the social onslaught. The massiveness of social counter-violence can overthrow them as a whole, as it threatens them in their entirety and it can send the – so precious for them – social peace and systemic balance to hell.

The unity of the system reeks of fascism.

Little stories from IMF-run Greece: 32-year old woman dies after being arrested and detained for stealing three t-shirts

Greek original on Athens IMC
According to mainstream media reports, a 32-year old woman who was detained at the police HQ in the city of Patras hanged herself with a blanket. The 32-year old had been arrested earlier in the day, and was being detained, after stealing three t-shirts from a clothing store in the city.
The police report claims that the woman’s attempt to commit suicide was not spotted in time because CCTV in the detention cells are out of order. When the guard realised what was going on, apparently, an ambulance was called and the woman was transferred to the local hospital, Agios Andreas, where she was denounced dead, despite the doctors’ attempts to keep her alive.
It should be noted that no mainstream media have carried any official medical report as of yet, and therefore the only source claiming that the woman was not transferred to the hospital already dead is the police. This is crucial because this means that it is still unknown whether the woman committed suicide, or whether she died following her possible treatment by the police.

Grassroots resistance to austerity grows wildly, as at least 10 municipalities in Greece call for civil disobedience

At the same time when power crouches together into one single pro-austerity block (with the first coalition government in decades), grassroots resistance in Greece is spreading wildly. We had already reported on the wildcat occupations and strikes across Greece in response to the government-imposed “emergency property tax”, made payable via household electricity bills. Now, following the lead of the Athens municipality of Nea Ionia, at least 10 municipalities across the country have called their residents not to pay the tax, in an unprecedented call for civil disobedience. The municipalities calling for this action, so far are those of Nea Ionia, Elliniko, Argiroupoli, Saronikos, Peristeri, Ilio, Korydallos, Larisa, Ag. Ioannis Renti and Amarousion. All but one are in the greater Athens region.
Once again, the video showing step-by-step how everyone can reconnect their electricity connection, below.
When faced with naked fascism taking over power, the only way left is active, mass resistance where it hurts them the most.

Anti-fascist demonstration in Nikaia, Athens, November 12th at noon: no passaran!



16.22 GMT+2 Demonstrators holding open assembly at Perivolaki, Nikaia.
The neo-nazis of the Golden Dawn (Chrysi Augi) have called for a fascist gathering in the working class, traditionally leftist neighbourhood of Nikaia, in Athens.
In response, anarchist and leftist collectives have called for an anti-fascist demonstration at Davaki Square in Nikaia at 12 (local time).
At the time of writing (15.45 GMT+2) hundreds of anti-fascists were clashing  with the riot police in the streets of the neighbourhood, trying to get access to the fascist gathering.
Updates as they come.

Far-right thug with an axe becomes the new minister of Infrastructure, Transport and Networks in Greece


The photograph above depicts the newly appointed minister of infrastructure, transport and networks in Greece, Makis Voridis. Voridis is member of the far-right, populist party LAOS which participates in the government of ‘national unity’ with four members. Voridis was the same person pictured above, in 1985, holding a hand-made axe and forming part of a group of thugs roaming around Exarcheia in Athens, in search of people demonstrating against police operations taking place in the neighbourhood at the time.
Photo from jungle report.